martes, 23 de febrero de 2016

Catástrofe.

Catástrofe.

Estábamos en el club secreto malvado planeando todo para robar aquel diamante con más de 20 quilates que estaba  en aquella casa tan lujosa de la ciudad en la que vivía Richael Watersoon. Salíamos temprano porque era una hora de camino. Cuando llegamos esperamos a que oscureciese y era la hora. Entramos sigilosamente por una ventana que estaba abierta. Llegamos al lugar donde estaba, en medio de una sala llena de cuatros por todas las paredes, puesto dentro de una caja de cristal. La abrimos y de momento sonó la alarma salimos corriendo lo más deprisa que pudimos junto con el diamante. Nos montamos en el coche y me puse al volante aunque no tuviese carné. Íbamos por una carretera bastante larga cuando de momento el semáforo se puso en rojo, no pude parar y... Chocamos con la policía, me quedé un poco inconsciente ya que también había tomado bastantes tipos de drogas. Cuando desperté estaba aquí entre rejas donde había solo una cama, un pequeño cuarto de baño y una mesa y silla donde escribo esta historia, ya que no tengo otra cosa mejor que hacer. Todavía sigo pensando en mi amigo, compañero, hermano, mi todo, que murió en aquel accidente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario